Seat Córdoba: solidez, fiabilidad y seguridad en el sedán español


Los pocos modelos de Seat Córdoba de segunda mano que aún quedan en nuestras tiendas suelen ser los de segunda y última generación, puesto que dejó de fabricarse en 2009. Tras quince años en nuestras carreteras, sirviendo a familias de todo tipo y flotas de vehículos de alquiler, el coche con nombre de la ciudad andaluza nos abandonaba. Si será para siempre o lo retomará Seat en el futuro, es algo que desconocemos. Lo que sí es seguro que el Córdoba desapareció sin sucesor oficial, aunque sí oficioso con la versión familiar de la cuarta generación del Seat Ibiza ST. En realidad, siempre se basó en su hermano pequeño, aumentando el maletero y las dimensiones en general. Y actuó como alternativa española (bajo la influencia de Volkswagen claro está) a los compactos europeos líderes, gracias a un precio más competitivo. La acogida del público fue bastante buena, gracias también a una reputación de coche sólido y con un plus de seguridad. También fiable. Prueba de ello es que todavía se ven por la carretera y de que el Seat Córdoba de ocasión en versión diésel TDi o gasolina y acabados Stella, Signa o Reference aún tiene demanda en el mercado de coches usados. Lógicamente, es un sedán de cuatro puertas con sus años y bastante kilometraje. Pero, por necesidad, aún se le puede sacar rendimiento. Y a un precio difícil de batir.